Nos encanta decir eso de «para gustos, colores», pero esto es en realidad algo muy relativo, ya que, al igual que con los colores, no siempre podemos entender cómo funciona el tema.

Porque no, no todos vemos los mismos colores, por un lado, existen los daltónicos, pero además también existe el hecho de que no todas las especies perciben igual los espectros de la luz, y se ha demostrado que hay animales que ven más colores que nosotros.

Y quién sabe si se dará algo parecido con los gustos, o si realmente solo estamos intentando justificar a personas que simple y llanamente tienen un paladar asqueroso.

Un consejo, si conoces a alguien que se alimente como estas bestias, no la beses ni aunque se haga los enjuagues con lejía.

LA MAYOR BURRADA QUE HE VISTO EN MI VIDA.

De verdad que rezo cada noche para que esto no se convierta en un reto viral.

Puaj.

Pero eh, alégrate. Si hay alguien a quien le gusta la lechuga con mermelada como tentempié, puede haber alguien a quien incluso le gustes tú.

Míralo bien.

Sí, eso es mantequilla de cacahuete, pepinillos y salsa sriracha. Mi pregunta es… ¿por qué el pan integral? ¿Era solo para hacerlo un poco más terrible?

Para que os quejéis de la piña.

P-L-Á-T-A-N-O.

Pocas cosas peores se me vienen a la mente.

Que un perrito caliente con mermelada de fresa en lugar de ketchup.

Lo malo del «Efecto MasterChef»

Que ahora cualquiera se atreve a comer mezclas terribles con la excusa de querer crear cocina original. QUE NO, QUE MEZCLÁIS LAS CUATRO MIERDAS QUE OS QUEDAN EN LA DESPENSA, A MÍ NO ME ENGAÑÁIS.

Hasta la burguer cangreburguer me parecía mejor.

Alguien se atrevió a meterle crema de cacahuete a una hamburguesa. Y luego se lo comió. Vaya lavado guapo de estómago le va a tocar.

Patatas fritas con helado.

Vale, lo reconozco, esto no es tan terrible.

¿Cereales? ¡Mejor Cheetos!

No, no es mejor, tranquilo, esperamos que sepas lo que es la ironía mejor de lo que esta pava cree que es un desayuno.

Cómo cargarte una comida con solo un cuchillo.

Porque sí, la presentación también es importante.

Cereales con hielo.

A ver, si no te enfría la nevera, lo puedo entender…

Oh Dios mío, NO.

«Añadí unos ravioli a mis raviolis». Vale, hay que suponer que esas golosinas también se llaman así. Pero es de cajón que ni son la misma cosa, ni se pueden comer juntas.

Hay gente que hace esto en el mundo.

Una razón más para no vivir.

Cómo saber cuándo vives con un salvaje.

A quién se le ocurre… ¿Tan difícil es tirarlo a la basura como la gente de bien?

Palomitas con ketchup.

Hay especias para palomitas, niños, no hagan esto en sus casas.

No tan raro como parece.

En Tailandia es normal comer la fruta con especias, como este mango picante.

Elegante pero informal.

Sí, un Hot Dog con caviar.

¿Qué te ha parecido este artículo? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Brightside

La entrada Personas que aún no se han enterado de cómo funciona exactamente la comida aparece primero en CABROWORLD.