Agarrado a la barandilla de un balcón de un sexto piso. Así se encontraba un niño de tres años ante al mirada atónita de los que pasaban por la zona.

El suceso ocurrió en el municipio de Chongqing, en China. Solo agarrado por sus brazos, el pequeño intentaba aguantar, moverse, trepar, pero las manos no soportaron el peso y terminó cayendo al vacío.

El sonido del vídeo es desgarrador. Los angustiosos gritos de los vecinos ante la impotencia de no poder evitar la tragedia que estaba a punto de ocurrir.

Los vecinos, que se pusieron manos a la obra sin perder un solo minuto, lograron conseguir en pocos segundos un par de edredones para poder amortiguar la caída del niño.

Cuando le pequeño resbaló, había en la calle más de 10 personas sujetando la tela para que el niño se hiciese el menor daño posible.

Finalmente terminó cayendo desde el sexto piso. Con la suerte de no golpearse con ningún balcón y gracias a la ayuda de estas heroicas personas, el niño no sufrió ningún daño. Se encuentra sano y a salvo.

No es el primer caso de niños pequeños “despistados” que andan por el balcón. El pasado 27 de junio una niña de dos años calló desde un balcón a los brazos de un joven argelino que pasaba justo en ese momento por el portal en una calle de Estambul.

¿Qué te ha parecido el final del este angustioso momento? ¿Un milagro que ese hombre estuviera justo en ese momento, verdad?

Si te ha gustado este artículo recuerda que, más abajo, puedes disfrutar de muchos mas que seguro que te resultarán entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).