Aunque en ocasiones podamos creer que ya lo hemos visto todo en el programa, no hay noche de First Dates en la que nos volvamos a la cama sin una sorpresa (para bien o para mal) en el cuerpo.

En esta ocasión, el momento memorable ha pasado durante la cita de Clara y Alberto, en la noche de ayer, lunes. Ambos llegaron al restaurantes con ilusión, pero pocas vistas al futuro, ya que Alberto buscaba una relación abierta, mientras que Clara buscaba simplemente «Lo que surja» queriendo alejarse de una relación más seria.

La chica se presentó a sí misma como «punky y alocada», y para que esto quedase bien claro, afirmó que cuando va de concierto, entre copa y copa se sube al escenario y «hace un calvo» (si quieres saber lo que es, busca en Google y luego nos lo comentas).

Para ganarse la vida, trabaja como tatuadora, y para llegar a fin de mes, hace malabares en los semáforos de Madrid, donde reside. Ella simplemente es una chica de 19 años que no quiere sentirse atada a nada, ni a nadie.

Ante la actitud de Clara, Carlos le dijo que esa noche caería enamorada.

Alberto, por otro lado, es un DJ que ha ido desde Barcelona para encontrarse con su deseada relación abierta.

«una de mis pasiones es la música, concretamente el hardcore»

Concretamente, lo que él busca en el programa es «una relación abierta hasta que cumpla 30 años o por lo menos hasta que encuentre a una persona que con la que piense que pasaré el resto de mis días».

La cena se convirtió en una charla sobre música, tribus urbanas, tipo de relaciones esperadas… la cual se volvió bastante amena, debido a la similitud de sus gustos.

Pero es del final «feliz» del que hemos venido a hablar, y es que luego de que ambos se prometieran volverse a ver, esta vez en un ambiente más propio, una rave.

«Cuando vengas a Madrid, nos vamos de rave»

Es en ese momento, en el que nos despistamos y creemos que ya todo ha terminado, que nos pillan totalmente por sorpresa. Justo en el momento de la despedida en la puerta, a la joven se le escapó un eructo sonoro, aun con el presentador delante. Obviamente esto desató una reacción en Carlos Sobera, que nunca había vivido una experiencia parecida.

«¡Madre mía! ¿Qué ha sido eso?, ¿Pero qué has tomado?».

Todo quedó en que es uno de los frutos de tomar cerveza, y Sobera respondió al extraño momento: «Guau, me ha dejado…»»Es la primera vez en tres años que una comensal me eructa en la cara». Matías, que estaba presente en el momento, dijo que había salido del corazón, mientras que el presentador aseguraba que todo venía del estómago.

¿Qué te ha parecido esta cita? ¿Cuál es el peor momento en el que has eructado? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: 20 Minutos

 

 

La entrada Carlos Sobera se queda flipando con una comensal aparece primero en CABROWORLD.